Expertos en nutrición deportiva desde 1999
Contacto956 30 01 08
Lunes - 28.Mayo.2018

EXPERTOS

en nutrición deportiva desde 1999

MEJOR PRECIO

Ofrecemos el mejor precio garantizado

ENVIOS GRATIS

para pedidos superiores a 29 €

PAGO SEGURO

Tarjetas, paypal, contrarreembolso

Estás en Empresa > Blog

L- GLUTAMINA: INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES

Las personas sanas son capaces de sintetizar suficiente glutamina, sobre todo en los pulmones y en la musculatura. 

Sin embargo, en situaciones de estrés mantenido, infecciones o depresión, las necesidades de glutamina pueden aumentar de 3 a 4 veces. En estas circunstancias, la glutamina es liberada desde los músculos para su utilización en otros lugares del organismo. 
En estrés crónico y/o metabólico, por ejemplo en infecciones de HIV [11], los almacenes de glutamina se pueden vaciar causando daños musculares y neurológicos. 
En el mismo proceso de estrés o malnutrición, la absorción de glutamina en el intestino delgado disminuye llamativamente y, si además, la flora intestinal es disbiótica, el sistema inmunológico puede sufrir daños graves. 
- Procesos de cicatrización: 

Los pacientes con heridas graves, como quemados o en postcirugía [12], tienen necesidades más elevadas de glutamina, ya que en el proceso de cicatrización aumenta la proliferación celular y la síntesis de ADN y proteínas. Además, fibroblastos, macrófagos y linfocitos necesitan un mayor aporte de este aminoácido [3, 13 14]. 
- Deporte intenso: 
Cuando el tiempo de recuperación en la práctica deportiva es demasiado corto, las reservas de glutamina pueden disminuir poco a poco. Se ha comprobado que los niveles de glutamina en sangre, en deportistas con sobrecarga de entrenamientos, eran deficientes. Por eso, el riesgo de padecer infecciones, alergias y trastornos intestinales aumenta en deportistas de resistencia como maratonianos, ciclistas, etc [2, 5, 6, 9]. 
- Enfermedades del sistema inmunológico: 
Viendo la importancia de la glutamina en la función del sistema inmunológico y la integridad del intestino, ésta puede ser muy útil en inmunodeficiencia como SIDA. Diferentes investigaciones han demostrado que la función de barrera defensiva del intestino en pacientes con SIDA ha mejorado con glutamina, y las infecciones secundarias han disminuido [3, 6, 11, 14]. 
- Adicciones: 
La ingesta de glutamina disminuye la ansiedad en adicciones al alcohol y medicamentos. En la mayoría de clínicas de desintoxicación se utiliza para este fin. Es necesario tomar 3 veces al día de 500 a 1000 mg, fuera de las comidas. 
Muchos adictos no tienen suficiente ácido glutamínico en su cerebro. La glutamina es capaz de penetrar la barrera hematoencefálica y metabolizarse en el cerebro en ácido glutamínico. 
En muchos casos, la glutamina reduce la adicción al azúcar y a los carbohidratos de cadena corta, lo que se explica por el hecho de que la glutamina forma parte del receptor de glucosa llamado factor de tolerancia a la glucosa (GFT), que también necesita cromo. 
- Hiperpermeabilidad intestinal, úlceras estomacales y colitis ulcerosa:
La glutamina posee un papel central en la regeneración de las células de la mucosa intestinal. 
En pacientes con nutrición parenteral por disfunción de la capa epitélica intestinal, con permeabilidad intestinal o con deficiencia de s-IgA, la ingesta de glutamina y probióticos es capaz de regenerar la pared mucótica intestinal.
Contraindicaciones: 
La glutamina no se recomienda en trastornos como la depresión bipolar, por su efecto sobre los neurotransmisores.También los pacientes con sensibilidad al glutamato monosódico (“síndrome del restaurante chino”), deben ser cuidadosos con la glutamina. 
Interacciones: 
Los corticoesteroides disminuyen los niveles de glutamina en la musculatura. 
Consejos nutritivos:
De 1 a 6 comprimidos al día, según necesidad, media hora antes de las comidas. 
En deportistas, tomarla justo después del ejercicio para conseguir hipertrofia. 
16/07/2013