Expertos en nutrición deportiva desde 1999
Contacto956 30 01 08
Lunes - 28.Mayo.2018

EXPERTOS

en nutrición deportiva desde 1999

MEJOR PRECIO

Ofrecemos el mejor precio garantizado

ENVIOS GRATIS

para pedidos superiores a 29 €

PAGO SEGURO

Tarjetas, paypal, contrarreembolso

Estás en Empresa > Blog

COMO VIVE Y FUNCIONA NUESTRO CUERPO

 Todo ser viviente necesita energía. El hombre saca esta energía de los alimentos que consume. El alimento está formado por grandes moléculas denominadas " principios nutritivos " que la digestión separa y degrada en moléculas más pequeñas denominadas " nutrimentos ". Estos nutrimentos son son el sustento de nuestras células y cada unas de éstas se convierte en una minúscula fábrica productora de la energía que necesita para vivir.

1. El hombre está formado por unos diez billones de células, y alimentarse es, en realidad, ir nutriendo a cada una de estas células.

2. La vida celular es un conjunto complejo de reacciones químicas denominado metabolismo, y que tiene dos variantes: 

  • El anabolismo, que es la síntesis de moléculas complejas, la creación de células nuevas y la situación de tejidos, particularmente en el de reserva.
  • El catabolismo, que es la destrucción de moléculas, principalmente por oxidación, para engendrar energía con tres finalidades: la energía necesaria para la síntesis de las moléculas complejas del anabolismo, la energia térmica y la energía mecánica. 

3. La primera necesidad de la célula viviente estriba en poder disponer continuamente de energía, la cual se emplea en la creación o renovación de la sustancia vital, para engendrar la energía térmica que mantiene el organismo a 38ºC, y para producir la energía mecánica de uso interno ( movimientos del corazón, de los pulmones y del aparato digestivo ) y la de uso externo ( tono muscular, mantenerse en pie, movimiento de los miembros ).

4. Las células vivientes del hombre, de los animales y de los vegetales utilizan la energía contenida en una pequeña molécula, el adenosintrifosfato ( ATP ), que está presente en muy pequeña cantidad en todas las células. El mecanismo es bien sencillo: la molécula ATP rica en energía se transforma en otra molécula más pobre, que es el adenosinbifosfato ( ADP ), liberando energía que se utilliza para fines bien diversos: químicos, mecánicos y térmicos. Por estar el ATP en cantidades muy reducidas dentro de la materia viviente, debe reconstruirse continuamente, y, cosa sorprendente, se reconstruye a partir de su producto de degradación: el ADP.

30/09/2013