Expertos en nutrición deportiva desde 1999
Contacto956 30 01 08
Domingo - 09.Diciembre.2018

EXPERTOS

en nutrición deportiva desde 1999

MEJOR PRECIO

Ofrecemos el mejor precio garantizado

ENVIOS GRATIS

para pedidos superiores a 29 €

PAGO SEGURO

Tarjetas, paypal, contrarreembolso

Estás en Empresa > Blog

¿Qué es la testosterona? ¿Por qué es tan importante?

Hablar de testosterona es sinónimo de hablar del hombre, y del sexo. Y la realidad es que razón no le falta, ya que es una hormona sexual predominantemente presente en el género masculino (aunque los ovarios también la generan pero en cantidades más pequeñas).

Si bien es cierto que es una hormona que está presente durante toda nuestra vida, es en la pubertad cuando esta comienza a desarrollarse provocando el conocido "cambio adolescente" donde la voz se vuelve más grave, sale vello púbico y se desarrolla la musculatura.

Pero en la época de madurez sigue teniendo un papel fundamental en nuestro organismo. No solo se encarga de mantener el lívido sexual sino que conserva nuestra musculatura además de proteger nuestro sistema óseo.

Presentar niveles normales de testosterona reporta múltiples beneficios para nuestra salud como:
-Retraso en la fatiga muscular.
-Ayuda a mantener los niveles de grasa corporal.
-Al desarrollo muscular.
-A la actividad sexual y la fertilidad.
-A nuestros huesos.
Por tanto, parece obvio que mantener un nivel de testosterona adecuados son todo ventajas para nosotros, ¿verdad?. El problema viene cuando la falta de conocimiento se hace eco... ¡y os lo explicamos!


LA TESTOSTERONA NO ES PERJUDICIAL... ¡TODO LO CONTRARIO!

Muchas personas se llevan las manos a la cabeza cuando afirmamos que la testosterona es esencial en el desarrollo del hombre ya que piensan que es algo insaludable y que nos traerá perjuicios.
El problema viene de que se confunden términos. Una cosa es incrementar la producción de testosterona de forma natural, y otra muy distinta introducirla en nuestro organismo externamente (entonces ya no sería suplementación).
Las personas podemos fomentar la producción de testosterona a través de distintos mecanismos como son:
- Llevar una vida físicamente activa, donde el ejercicio ayudará a generar testosterona.
-Mantener una vida sexual activa, también se ha demostrado que contribuye a alcanzar niveles óptimos de esta hormona.
-Mantener una alimentación saludable y consumir productos ricos en Zinc.
-Mantenerse lejos del estrés, tabaco, alcohol y drogas ya que está demostrado que interfieren negativamente en la producción de testosterona.
-Dormir mucho y bien.

Y por último pero no menos importante, los suplementos relacionados con dicha hormona, los cuales únicamente tienen como función facilitar la producción NATURAL de testosterona en nuestro cuerpo.

Por cierto... cuando el género femenino se aleja de realizar entrenamientos de fuerza porque no quieren verse excesivamente musculosas... tranquilas, ¡carecer de dicha hormona hace que sea más complicado el desarrollo muscular!
Al menos, a niveles destacables.

25/11/2018