Expertos en nutrición deportiva desde 1999
Contacto956 30 01 08
Martes - 12.Diciembre.2017

EXPERTOS

en nutrición deportiva desde 1999

MEJOR PRECIO

Ofrecemos el mejor precio garantizado

ENVIOS GRATIS

para pedidos superiores a 29 €

PAGO SEGURO

Tarjetas, paypal, contrarreembolso

Estás en Empresa > Blog
cupon vuelta al cole

Los hidratos de carbono y su índice glucémico

Los hidratos de carbono son uno de los tres principales macronutrientes que nuestro cuerpo obtiene a través de la alimentación, junto a proteínas y las grasas. La función principal que desempeña este macronutriente es la de aportar energía a nuestro organismo. Especialmente, lo hace a nuestros músculos, cerebro y al sistema nervioso.

Es por ello, por lo que su importancia es vital para garantizar el buen funcionamiento corporal. Sin embargo, muchas personas entienden que éstos son los causantes de acumular grasa y, aunque es cierto, no lo es del todo. Pero para entenderlo, tenemos que profundizar en un aspecto básico de los carbohidratos... el índice glucémico.

El índice glucémico

Los hidratos de carbono son descompuestos en nuestro cuerpo en su forma más sencilla, la glucosa. Explicado de manera general y sencilla, el cuerpo usa estos carbohidratos como energía y, si ésta no se consume el cuerpo tiende a transformarla en grasas a modo de reservas para futuras necesidades. Recuerda que el cuerpo no está diseñado para ser atractivamente "fitness", sino para sobrevivir donde el ser humano debía pasar largos periodos en los que quizás, no tuviera nada que ingerir.

Pero la diferencia reside principalmente entre el índice glucémico alto e índice glucémico bajo. Cuanto mayor es este índice, menor es el tiempo que requiere nuestro organismo para convertir los hidratos en glucosa, y por ende, si no se consume en el momento esa energía "extra" se acumula en forma de grasa.

Es por ello por lo que la calidad de los carbohidratos es vital para mantener una línea atlética en nuestro aspecto físico. Un donut de azúcar, posee una cantidad muy similar al existente en media taza de frijoles. Sin embargo, la diferencia está en el modo en el que la energía va ser suministrada en nuestro cuerpo.

Las legumbres se caracterizan por tener un bajo índice glucémico y por tanto, irán suministrando energía lentamente, por lo que acumular grasa es mucho más complicado.

Combinar los hidratos simples con grasas saludables, fibras o proteínas harán que el pico de insulina sea mucho menor y por tanto, ¡engorde mucho menos!

 

 

09/11/2017