Expertos en nutrición deportiva desde 1999
Contacto956 30 01 08
Domingo - 27.Mayo.2018

EXPERTOS

en nutrición deportiva desde 1999

MEJOR PRECIO

Ofrecemos el mejor precio garantizado

ENVIOS GRATIS

para pedidos superiores a 29 €

PAGO SEGURO

Tarjetas, paypal, contrarreembolso

Estás en Empresa > Blog

AMINOÁCIDOS ESENCIALES

AMINOACIDOS ESENCIALES

Aminoacidos ensenciales


Aminoácidos Esenciales versus no-esenciales

Para los siguientes comentarios y argumentos se ha utilizado el libro: Ernährungsmedizin, H.K. Biesalkski, e.a., Thieme Verlag, Stuttgart, New York, 1999

En los últimos años surgen dudas sobre si la clasificación “esenciales” y “no-esenciales” es realmente correcto.

Histidina

Durante los primeros años de vida, la capacidad de producir histidina es bastante reducida. Así es que se denomina la histidina como un aminoácido semi-esencial. En adultos, la histidina puede ser liberada de los ‘almacenes’ endógenos (hemoglobina y carnosina). Sin embargo veremos que, si se suministra durante un tiempo largo una alimentación exenta de histidina, que las concentraciones de histidina en el plasma bajan. El nuevo aporte de histidina normaliza de nuevo dicha concentración y hace aumentar la síntesis de hemoglobina.

Tirosina

También la tirosina fue considerada durante mucho tiempo como semi-esencial, porque la única fase en la que la tirosina está presente en el cuerpo, es en la formación de las catecolaminas (dopamina, adrenalina y noradrenalina). En ese proceso, la tirosina es formada de la fenilalanina. Sin embargo, hoy en día conocemos un número de cuadros clínicos en que el suministro de tirosina es de importancia vital. El ejemplo clásico es la fenilquetonuria. También en pacientes con cirrosis hepática se presentan cuadros de hipotirosinemia, unidos a la hipocisteinemia y la hipotauremia. Como principio se puede decir que todos los cuadros clínicos en los que hay un malfuncionamiento de la enzima hepática fenilalaninhidroxilasa (por ejemplo sepsia) la tirosina se hace esencial.

Cisteína

El aminoácido cisteína, que contiene azufre, puede formarse en adultos de la metionina. Pero los fetos y los recién nacidos no tienen capacidad par hacerlo, porque la enzima necesaria para ello no funciona todavía suficientemente. Por lo tanto, la alimentación parenteral, también en adultos, tiene que contener cisteína, porque sino las diferentes formas de la cisteínas (cistina y cisteína combinada con proteína) estarían presentes en cantidades reducidas. Sobre los pacientes con cirrosis hepática se ven afectados de esta circunstancia.

La cisteína también induce al aumento del número de factores de los linfocitos, como la capacidad de las células T citotóxicas. Por lo tanto, en base a esto y de otras conclusiones, se recomienda administrar suplementos de determinadas formas de cisteína (por ejemplo glutatión) en caso de enfermedades que van unidas a infecciones y también en caso del SIDA (incluso si sólo se ha constatado la seropositividad del IVH).


Serina

Aunque las personas sanas formen en los riñones suficiente serina de la glicina y del formaldehído, puede ser que en personas con fallos en la función renal esto no funcione satisfactoriamente. También hay que suministrar serina a los pacientes de hemodiálisis, porque en estos pacientes se observa una disminución de la concentración de la serina y un aumento de la concentración de glicina.

Arginina

En un número de pacientes, la arginina se puede clasificar como esencial. Es de aplicación para pacientes con cuadros clínicos que van unidos a un aumento de la producción de amoniaco (el amoniaco es un veneno procedente del metabolismo que puede combinarse con la arginina). De esta manera la arginina podría normalizar la respuesta inmunológica deprimida después de una lesión grave, una sepsia y después de una operación, pero también en caso de un largo período de desnutrición. Con la suplementación de arginina la fagocitosis aumenta, así como la función de las células T.

Por lo tanto, también en pacientes con tumores la suplementación de arginina es de gran importancia.

La arginina es una sustancia precursor del importante mediador NO (monóxido de nitrógeno). Debido a los neurotransmisores como la acetilcolina, la concentración de calcio en las células endoteliales de las paredes de los vasos sube. Esto causa la producción del NO, lo que a su vez lleva a la debilitación de las paredes de los vasos y la disminución del tono. También en el cerebro y en el sistema nervioso periférico hay presencia de una NO sintasa que depende del calcio. En este tejido el NO hace el papel de neurotransmisor. Sin embargo en los macrófagos el NO es producido por una NO sintasa, que no depende del calcio. Resulta que el NO participa en la destrucción de micro-organismos.

Taurina

La taurina no es un auténtico aminoácido, sino un derivado de un aminoácido que contiene azufre. Juega un papel muy importante en numerosos procesos, por ejemplo en la producción de conjugados de ácido biliar, en la modulación de la transmisión de las señales a las diversas membranas y en el desarrollo del sistema nervioso central y en la función cardiaca.

Si hay suficiente taurina presente, dicha sustancia modula el fluido de calcio y puede así evitar por ejemplo arritmias. Se sospecha que puede ser sensato suministrar taurina (sistema nervioso central) a los lactantes. Por ese motivo está también presente en la leche materna.

Es interesante constatar que la taurina fue tratado más bien sin interés hasta el año 1993. La introducción de las bebidas energéticas “energy drinks” (como por ejemplo Red Bull) con mucha taurina añadida hizo que se incrementaran las investigaciones con respecto a los efectos de esta sustancia.
Ahora sabemos que la taurina es un potente antioxidante, sobre todo en los pulmones.

Una disminución de la producción o de la asimilación de taurina puede llevar al colapso de la función renal. De lo anteriormente mencionado se puede deducir la sospecha de que la administración de taurina en caso de traumas, infecciones, quimioterapia y radiación podría ser importante, aún más sabiendo que existe una interacción entre el aumento del potencial infeccioso en dichos procesos y la cantidad de taurina presente.

Glutamina

La glutamina ocupa aprox. 20% del pool libre de aminoácidos en el plasma de la sangre. La concentración total de la glutamina en los músculos es de aprox. 35 mmol/l, y más del 50% de ello es glutamina libre.


Normalmente casi todos los tejidos pueden metabolizar la glutamina: tanto sintetizarla como descomponerla. Pero desgraciadamente la síntesis tiene lugar en otro compartimiento de la célula que la descomposición: la descomposición se produce en los mitocondrias y la síntesis en el citosol.

La glutamina sirve de sustancia de partida para la producción de purinas, pirimidinas, nucleótidos y combinaciones de aminos con glucosa. Toma parte en la regulación del equilibrio ácido-base mediante la producción de NH3 (amoniaco). Es el sustrato energético de las células del tracto gastro-intestinal y del sistema inmunológico.

Si no hay bastante glutamina presente, la biosíntesis de las proteínas se queda estancada, por ejemplo en el músculo. El papel de la tensión del líquido (agua) en la célula juega aquí un papel anabólico muy importante. En la unión osmótica del líquido dentro de la célula la glutamina también está implicada en gran medida, ya sólo por el hecho de que conforma aprox. 50 % de los aminoácidos libres.

Debido a estos procesos centrales, que juegan un papel muy importante sobre todo después de traumas y / o operaciones (la morbilidad después de un transplante de médula ósea descendió claramente después de la suplementación de glutamina – 0,57 g/kg/día -), resulta digno considerar la clasificación también de la glutamina como semi-esencial, porque en casos de estrés y desnutrición la asimilación de glutamina en el intestino delgado se reduce de forma dramática. Si encima la flora intestinal es disbiótica, la falta de glutamina puede llegar a tener unas dimensiones dramáticas.

Y para terminar: en una investigación bien documentada, el número de infecciones, el número total de microbios patógenos y – lo más importante – la duración total de la estancia en el hospital se redujeron de forma drástica después de la suplementación con la cantidad de glutamina arriba indicada.



Un resumen de las funciones más importantes de un número de aminoácidos.

Ácido glutámico

Sustancia de partida para la producción de:
Glutaminato (A) y Ácido gama aminobutírico (GABA, B)

Función fisiológicas:


A: componente de la célula, transportador de grupos NH2 en las reacciones entre aminoácidos, neurotransmisor
B: neurotransmisor (inhibidor) en el cerebro


Arginina

Sustancia de partida para la producción de:
Creatina, sustrato para la síntesis de fosfato de creatina, también juega un papel en el ciclo de la urea.


Histidina

Sustancia de partida para la producción de:
Histamina

Función fisiológica:


Neurotransmisor en los extremos nerviosos libres, estimula la producción de ácido gástrico, antialergeno.


Ácido aspártico

Sustancia de partida para la producción de:
Pirimidinas, componentes de los ácidos nucleínicos y de nucleótidos.


Tirosina

Sustancia de partida para la producción de:
Adrenalina (A), noradrenalina (B), dopamina (C), hormonas de la tiroides (D) y melanina (E); regula la transmisión de la señal (interior célula) del « segundo mensajero »

Función fisiológica:

A,B y C: neurotransmisor
D: T3 y T4
E: colorante de la piel y del cabello



Triptófano

Sustancia de partida para la producción de:
Serotonina y melatonina (A) y ácido nicotínico (B)

Función fisiológica:

A: neurotransmisor, hormona del “sueño”
B: componente de nucleótidos


Glicina

Sustancia de partida para la producción de:
Bases purínicas (A), porfirina (B), creatina (C), ácidos biliares conjugados (D).

Función fisiológica:

A: componente de ácidos nucleínicos y de nucleótidos
B : componente de la hemoglobina y de los citocromos
C: sustrato para el fosfato de creatina
D: necesario para la digestión de las grasas


Serina

Sustancia de partida para la producción de:
Etanolamina y colina (A) y acetilcolina (B)

Función fisiológica:

A: componente de los fosfolípidos
B: neurotransmisor


Cisteína

Sustancia de partida para la producción de:
Taurina

Función fisiológica:

Componente de los ácidos biliares, forma puentes S-S, por ejemplo, en la queratina y en la insulina.


Lisina

Sustancia de partida para la producción de:
Hidroxilisina (A) y carnitina (B).

Función fisiológica:

A: componente del colágeno
B: transportador en la membrana interior de los mitocondrios

21/11/2012